Comité de Directores Legales | Marzo 2017 PDF Imprimir Correo electrónico

Las  opiniones expresadas por los expositores en reuniones de los Comités de VenAmCham, reflejados en este reporte, representan los criterios profesionales de sus autores sobre los temas tratados, y no una posición de la Cámara ni la de sus Comités

VENAMCHAM- COMITÉ AL DÍA

DIRECTORES LEGALES – Marzo 2017 

“Crisis de la industria petrolera y su impacto en la coyuntura económica actual”

Dr. José Toro Hardy.

En su reunión del mes de marzo, el Comité de Directores Legales contó con la participación del Dr. Jose Toro Hardy, quien compartió con los miembros sobre la “Crisis de la industria petrolera y su impacto en la coyuntura económica actual”

Durante su intervención, Toro realizó un repaso a la historia de la actividad petrolera en el país, desde la explotación del primer pozo, el Zumaque 1, pasando por el célebre momento de la explosión del Barrosos 2, momento que, en su opinión, ocasionó un giro de 180° a la actividad petrolera del país, hasta llegar a la situación crítica actual de PDVSA.

Con el boom petrolero, nuestro país cambió drásticamente, nuestra moneda logró ubicarse como una de las más estables del mundo, mantuvimos niveles de inflación bajos y, por varios años, fuimos el primer exportador de petróleo del mundo.

Así, poco a poco Venezuela fue adquiriendo un protagonismo fundamental en momentos claves. Durante la segunda guerra mundial, nuestro país fue un surtidor petrolero clave para los aliados, el Dr. Toro recordó que buques con petróleo venezolano fueron atacados por las fuerzas del eje.

Una vez culminada la guerra, sobrevienen los grandes conflictos en el medio oriente, donde destaca la figura de Nasser, ex presidente Egipto, quien lideró el movimiento socialista árabe y fue una de las figuras fundamentales en el conflicto árabe-israelí. La crisis del canal de Suez y la guerra de los seis días, generaron impactos significativos en el mercado petrolero, elevando el protagonismo de Venezuela dentro del mercado.

No obstante, nuestro país no estuvo a la altura de las demandas del mercado cuando, durante la guerra del Gol Pérsico, no pudo aumentar la producción petrolera para satisfacer la demanda del mercado, hecho que restó protagonismo a Venezuela.

Con la llegada de Rafael Caldera, se estableció el programa de Apertura Petrolera, bajo el cual se implementaron una serie de medidas destinadas a permitir la entrada de capital extranjero, con la finalidad de explotar la faja petrolífera del Orinoco, además de otros proyectos gasíferos en las costas del Golfo de Paria.

El Dr. Toro puntualizó que, de haberse completado el programa antes descrito, Venezuela produciría hoy 5 millones de barriles diarios, número que contrasta visiblemente con los niveles de producción actuales, cercanos a los 2 millones.

Hacia enero de 1998, luego de la victoria electoral de Hugo Chávez, el programa de Apertura Petrolera entra en una etapa de crisis. El presidente electo, cuya agenda contemplaba la eliminación de dicho plan, solicitó a la Corte Suprema de Justicia su eliminación. El máximo Tribunal dictaminó que no podían tomar dicha decisión y que era el Congreso, órgano con facultades políticas, el idóneo para llevar a cabo dicha discusión.

En su discusión, el Congreso de la República ratificó todos los contratos suscritos por el Estado, de forma que el programa continuó su curso, hasta la entrada en vigencia de la Ley de Hidrocarburos, que transformó por completo el panorama.

A través de dicho instrumento normativo, todos los contratos suscritos por el Estado y las empresas petroleras extranjeras, fueron transformados en empresas mixtas con 60% de participación venezolana. Esta nueva fórmula, dejo la mayor carga de inversión en manos del Estado.

En la actualidad la situación es evidente, PDVSA pasó a ser una empresa financieramente muy comprometida, necesita de constantes e inmensos auxilios financieros del BCV, situación que impacta en toda la economía, puesto que se acude al aumento de la masa monetaria, lo que a su vez impacta en los niveles de inflación.

La opacidad en el manejo de la administración de la estatal petrolera, ha contribuido a su descenso. Su negocio principal ha quedado desvirtuado, ya que se ha colocado a PDVSA como una empresa productora y distribuidora de alimentos, financista principal de muchos programas sociales poco sostenibles y su poca producción, está comprometida por varios acuerdos energéticos y de financiamiento de deuda.

El Dr. Toro citó como ejemplos de la crítica situación financiera, las informaciones que han circulado sobre la  situación de    CITGO, principal filial de PDVSA, cuyas acciones han sido dadas en garantías por la suscripción de algunos acuerdos de financiamiento.

Otro aspecto a resaltar, y así lo indicó Toro en su exposición, es la sostenida disminución de la producción petrolera, motivada a la falta de nuevas inversiones y la incapacidad de la industria de poder hacer frente a esos retos. Hemos dejado de ser el principal vendedor de petróleo de Estados Unidos, bajando de 1.6 millones de barriles diarios, a tan solo 700 mil.

Por último, y a pesar del panorama negativo actual, nuestro expositor tiene claro que es posible recuperar la industria petrolera, implementando políticas precisas y eficientes, atrayendo la inversión extranjera y brindando las garantías y seguridad necesarias para generar un clima idóneo para dichas entradas de capital, cuestión que resulta esencial y que debe ser extendido no solo a sector petrolero, sino a toda la economía.

Juan Rodrigues

Gerencia Corporativa de Comités e Información

Última actualización el Martes 04 de Abril de 2017 07:40