Los escasos cinco segundos de atención

Alberto Herrera B.

Link del artículo en PDF

Diversos artículos han señalado lo frágil que se hace hoy en día prestar atención a cualquier cosa desde leer un libro, entablar una conversación con otra persona, escuchar una canción o, simplemente, mirar un comercial de televisión. De hecho: “diferentes estudios revelan que la capacidad de atención sostenida o focalizada en un mismo estímulo se está reduciendo. Hace dos décadas se situaba en doce segundos, después se redujo a ocho y ahora, si el tema que centra la atención no interesa en los primeros cinco segundos, se desconecta y a otra cosa” [1].

Y la tecnología ha influido en este punto, no en vano hace poco pude escuchar en un taller de movilización organizacional y liderazgo que “hoy en día todas las empresas son de tecnología”. Lógica no le falta a semejante frase cuando puede observarse como la dinámica en la mayoría de las empresas se lleva en base a estadísticas de todo tipo de variables (incluida la data suministrada día a día por los consumidores), permitiendo así una mejor comprensión sobre el negocio y en gran medida ser más eficiente.

Sin embargo, cuando se entra en el campo de lo personal hay diversas consecuencias del uso de tantos estímulos en cuanto al acceso a información de cualquier tipo, así como para todas las personas de cualquier edad. Sólo por colocar varios ejemplos de estímulos se tienen: plataformas de videos y películas, redes sociales, páginas web, televisión, radio y prensa, etc; estos son solamente algunos de los más comunes que captan la atención de la mayoría de las personas a nivel mundial por un tiempo relativamente prolongado.

Un término utilizado para tratar de entender el uso de tanta información a la vez es multitasking. El cual se traduce en realizar varias tareas al mismo tiempo, pero con ello, se incrementa en mayor medida los errores en la realización de dichas actividades. Varios especialistas sobre el tema señalan que nuestro ocio ha cambiado radicalmente con el paso del tiempo y que ya no leemos como antes, sin embargo, leemos otras cosas, que no necesariamente impulsan a un mayor aprendizaje sobre estas, ni incentivan a seguir investigando o analizando lo que se lee.

Para validar lo anteriormente señalado me baso en el artículo de Mario Vargas Llosa en el País titulado “Más información, menos conocimiento” del31 de julio de 2011, donde expone lo que a su juicio ha pasado con el avance del acceso a la información a través de los nuevos dispositivos electrónicos en el que asegura que estamos tan habituados a la búsqueda inmediata que nos adormecemos en esa facilidad, nos negamos o no forzamos el intelecto para seguir indagando o buscando para aprender y tener un conocimiento más amplio a través de la lectura.

Las suposiciones de hasta dónde llegará el interés por mantener la concentración del ser humano en un tema o actividad específica es amplia, algunos expertos en educación señalan que vamos en franca decadencia hacia los temas más complejos y que requieran de un mayor esfuerzo intelectual por parte de las personas (sobre todo los niños y jóvenes). Mientras tanto, otros educadores indican que, si bien hay diversas y más frecuentes distracciones virtuales para niños, jóvenes y adultos, esto no ha desviado el interés y curiosidad del ser humano para descubrir y hacer nuevas cosas.

La preocupación de una sociedad sumergida en aparatos electrónicos vs una sociedad sumergida en lógica, análisis e investigación no necesariamente tiene que ser excluyente, si bien hay alarmas sobre el comportamiento humano ante tanto acceso a la información, no es menos cierto que dicha facilidad permite tener un conocimiento mucho más rápido de lo que está ocurriendo a nivel global. El tema principal radica en el tiempo que estamos dedicando a una u otra tarea, ya que si bien en algunos momentos nos ahorramos mucho tiempo, en otro no sabemos cómo utilizarlo para beneficio propio o el de los demás, sobre todo, luego de prestar escasamente cinco segundos de atención a cualquier actividad.

Para ver más artículo haga clic aquí


[1] Cinco segundos de atención. Javier Ricou. La Vanguardia. 03/02/2019.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Suscripción a Boletín

Mantente informado con novedades y eventos para ti

Gerencia General

Telf.: (0212) 263.08.33

Gerente General:  García, Luis Vicente. Ext.: 138

Ejecutiva de Proyectos:  Martínez, Alejandra. Ext.: 138