El hype de los NFTs

Carlos Miguel Aizaga

LINK DEL ARTÍCULO EN PDF

Desde la aparición del Bitcoin en el año 2008, en líneas del mundialmente famoso whitepaper que sería su carta de presentación, estarían los principios tanto del funcionamiento de la conocida criptomoneda, así como de la tecnología que la respalda, el Blockchain. A partir de este momento y de la mano con la creación y adopción de un sin número de nuevas criptomonedas, surgirían a su vez diferentes innovaciones basadas en la tecnología de la cadena de bloques.

Últimamente, se ha popularizado un tipo de activo digital, estrechamente relacionado con blockchain, conocido como NFT (non fungible token), que al español podría traducirse como token no fungible, éstos se pueden definir como activos digitales, con la particularidad de que son verificablemente únicos. El término “no fungible” se relaciona con el hecho de que no pueden duplicarse ni dividirse, a diferencia de una criptomoneda convencional (un bitcoin es divisible en 100 millones de satoshis).

Siendo el blockchain la tecnología que los respalda, todas sus transacciones se llevan a cabo a través de un libro contable de manera digital, en una red descentralizada. Es su fundamentación en blockchain de donde se desprenden dos de sus características más diferenciadoras, su capacidad generar propiedad, así como autenticidad. De igual manera, como ocurre con activos digitales similares se almacenan en un wallet.

En función a todas estas características tan particulares, han sido varias sus aplicaciones de uso desde su creación, yendo desde coleccionables digitales, música, obras de arte y tokens para juegos, llegando a ser utilizados por celebridades, deportistas, empresas y hasta políticos.

De los casos más relevantes, están los asociados a las obras de arte, uno de los más populares ha sido el de la venta de una de las obras del artista conocido como Beeple, que consiguió subastarse por 69 millones de dólares en la casa de subastas Christie’s, tratándose el producto en cuestión de una obra de arte conformada por un collage de 5000 imágenes digitales, autentificadas por medio de blockchain.

Otra de las aplicaciones que de igual manera impulsó su crecimiento y popularidad fue la de CryptoKitties (criptogatitos) juego que permite a los jugadores comprar, recolectar, criar y vender gatos virtuales a cambio de ethers (criptomoneda de la plataforma Ethereum). A través de NFTs se asegura la propiedad de cada gatito, permitiendo que sean únicos e intransferibles, a menos que el usuario decida venderlos. Dado que cada gatito posee características únicas es posible cruzarlos para obtener gatitos con características únicas y más deseables en el mercado. En 2017 Un gatito llegó a venderse por la suma 246 Etherum, alrededor de 115.000 dólares

Bajo el mismo concepto lúdico, también ha sido noticioso el auge de Axie Infinity, un juego de batallas y búsquedas al estilo Pokémon, donde los usuarios son recompensados en criptomonedas. Ha sido tanta la recepción, que la cantidad de usuarios pasó de 30 mil en abril de este año a más de un millón en agosto, llegando a tener transacciones en ethers por el orden de 30 millones de dólares en el pasado mes de agosto,

Venezuela no se ha quedado atrás, y han surgido iniciativas relacionadas con esta tecnología que vale la pena mencionar, como es el caso de la empresa licorera Ron Carúpano, que puso en subasta cinco botellas digitales con diseños únicos de artistas venezolanos. Obras que a través de la tokenización se les logra otorgar un certificado de autenticidad y propiedad.

Otra noticia relevante es la del lanzamiento de un NFT para recordar la independencia del país, relacionado con la conmemoración de los 200 años de la batalla de Carabobo.

Tratándose de una tecnología relativamente reciente, existen varias debilidades que valen la pena destacar. En el caso de las obras de arte y activos digitales, señalan aspectos relacionados en cuanto a los límites y posibilidades de la “propiedad” de algún producto como tal, dado que los hostings y los enlaces son susceptibles a caerse o desaparecer (Link rot).

Por otro lado, en el caso de las aplicaciones del estilo de juegos tokenizados, los principales riesgos se asocian a la falta de conocimiento del comportamiento del mercado de criptoactivos por parte de los usuarios, que podría conllevar a expectativas erróneas o pérdidas inesperadas. Aunado a esto, también existen las preocupaciones por parte de especialistas en materia de regulación, que de igual manera avizoran necesidades en términos del perfil del usuario y el origen del capital.

Los NFTs son una prueba más de lo diferenciadora y disruptiva de la cadena de bloques, ya son varios los casos de empresas y fundaciones que han hecho mano de la tecnología para ofrecer productos diferenciadores y novedosos. Dado su tiempo en el mercado y su reciente popularidad, será cuestión de tiempo y con el devenir del mercado que se podrá percibir su verdadero valor y capacidades, algo más “limpio” del hype del momento.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Suscripción a Boletín

Mantente informado con novedades y eventos para ti

Gerencia General

Gerente General:  García, Luis Vicente

Telf.: 0212.263.08.33

Email: lvgarciag@venamcham.org