Adaptación al cambio de acuerdo al tamaño empresarial PDF Imprimir Correo electrónico

El éxito de muchas empresas emergentes o startup es cada vez más perceptible, su agilidad y adaptación al cambio representa una enorme ventaja frente a compañías de mayor tamaño y trayectoria

Por Carlos Aizaga

 

A finales de la década de los 70, en Estados Unidos surgió una matriz de opinión respecto al rol que desempeñan las PyMes (Pequeñas y Medianas empresas) en la economía, en cuanto a sus ventajas y facilidades respecto a empresas de mayores dimensiones, y como su proliferación e incentivo traía consigo efectos positivos palpables a corto plazo, especialmente en los niveles de empleo.

Uno de los estudios más representativos al respecto es el del el economista norteamericano, David Birch[i], donde clasificó a este tipo de empresas bajo tres categorías, segmentándolas en función de su tamaño y capacidad para crecer (Birch´s Bestiary), donde determina:

  • Ratones, Empresas pequeñas, generalmente familiares. Con mentalidad reducida de crecimiento, sea debido a su orientación de negocio o por falta de conocimiento y preparación, poseen poco poder de mercado, pero poseen una estructura que les permite adaptarse a los cambios
  • Elefantes, de mucha mayor envergadura, suelen tener mayor tiempo operando y por ende más experiencia, pero presentan grandes dificultades a la hora de adecuar su rumbo de negocio, al contrario que categoría anterior, poseen gran poder de mercado y la suficiente influencia para ejercer presión sobre el mismo
  • Gacelas, Aquellas nuevas firmas de rápido crecimiento, con potencial para crecer a nivel interno, e inclusive para posicionarse internacionalmente, se caracterizan por operar con altos niveles de innovación y capital humano calificado, además de sustentarse en la incorporación de tecnologías apropiadas.

Actualmente, a través la pauta que marcan los avances tecnológicos a nivel global (Cloud Computing, Smartphones, Redes sociales Inteligencia Artificial, etc.), se ha venido dando paso a un ambiente propicio, que reduce considerablemente las barreras de entrada a empresas incursoras, y permiten a empresas “Gacelas” posicionarse en nuevos nichos de mercados, o inclusive representar una amenazas latente para compañías con más tiempo en el mercado.

A pesar de ello, su éxito también está condicionado en gran parte por las características del entorno donde se plantee realizar negocios, condiciones institucionales como el acceso a capital humano, el pago de impuestos o el marco regulatorio son vitales para su desarrollo. Por otro lado, el acceso a financiamiento es otro aspecto a considerar, debido a su naturaleza innovadora, muchas de ellas no califican ante los estándares para acceder a recursos financieros por vías habituales y deben recurrir a capitales alternativos que posean una menor aversión al riesgo.

A partir de lo anterior, surge la siguiente interrogante, ¿Pueden las grandes empresas innovar a la par y mantenerse a flote bajo un escenario cada vez más dinámico? Muchos han sido los casos de fracaso basados en las dificultades al momento de adaptarse en función a los rumbos que toma el mercado.

Un factor a considerar es la valoración asociada a la trayectoria, una historia de éxito, no garantiza mantenerse en la cima del negocio por siempre, en el proceso suelen subestimarse las capacidades de los competidores, quienes probablemente tengan una visión a futuro más clara de las transformaciones.

Otro elemento es la orientación hacia la rentabilidad antes que al cliente, a medida que los beneficios que permite la influencia sobre el mercado son mayores, es mucho más lo que está en juego, dejando de lado las verdaderas preferencias del consumidor, que con seguridad influirán de gran manera en cuanto a restructuración del sector a futuro.

Las empresas Startup poseen una gran ventaja frente a las grandes compañías, y esta viene directamente relacionada con el tiempo que poseen participando, al poseer poco tiempo de haber incursionado,  no limitan sus acciones futuras en base a decisiones exitosas en el pasado, por ende, no toda gran empresa de amplia trayectoria tiene por qué ser víctima de esta trampa. Es esencial manejar suficiente información del sector, para así prever con antelación los cambios, además de la conformación de un equipo que esté a la vanguardia del acontecer y evolución del negocio.



[i] Birch David (1979), "The Job Generation Process", mimeo, MIT Program on

Neighbourhood and Regional Change, February 1979.

Última actualización el Viernes 31 de Marzo de 2017 12:33