Comité de Salud: Situación Actual del Sector Salud Venezolano PDF Imprimir Correo electrónico

 

Dr. Hipólito García Bencomo - Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales

 

Las instituciones privadas que prestan servicios de la salud en el país, no escapan de los efectos de la situación política y económica que experimenta actualmente el Venezuela. Es por ello que los individuos que participan en este sistema, necesariamente deben conocer el entorno dentro del cual están desarrollando sus actividades y mantenerse conectados con la realidad.

 

Los niveles de inflación del año 2009 (IPC 25%), la caída en 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB), la caída del consumo privado en 2.6%; son elementos que afectan la calidad de vida de la población venezolana. El presupuesto nacional elaborado para el año 2010, fue calculado con base en un valor estimado del petróleo en 40 US$/barril. En los meses transcurridos del año 2010, el precio del barril de petróleo se encuentra promediando los 70US$/barril, lo cual genera un diferencial en el ingreso no presupuestado que podría estar siendo utilizado con “discrecionalidad”.

 

Durante el año pasado, y de acuerdo a las cifras oficiales publicadas por la Comisión Nacional de Administración de Divisas (CADIVI), del total de divisas liquidado por el Banco Central de Venezuela (BCV), el 18.6% correspondieron al sector salud, lo cual equivale a un monto total de US$ 2.656,2 millones, ubicándose en el segundo lugar de liquidaciones después de Alimentos, el cual obtuvo un 20.9%. Como nota adicional, es importante destacar que estas cifras contemplan las liquidaciones realizadas tanto al sector público como al privado.

 

El deseo de implantación de un nuevo modelo de organización social y económica, ha dado cabida a una serie de eventos que contextualizan el funcionamiento del empresariado privado: medidas cambiarias, nuevas leyes y regulaciones, búsqueda de nuevos socios comerciales, Plan Nacional contra la Especulación (expropiaciones), entre otras.

 

Dentro de las nuevas leyes y regulaciones, existen algunas que afectan directamente a los servicios de la salud, como la Ley del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Ley del Trabajo, Ley de Co-gestión y Ley de la Actividad Aseguradora. La Ley del Indepabis abre la posibilidad de influir en el acto médico en los casos de inconformidad con el costo facturado. Con la Ley del Trabajo, se eliminan las tercerizaciones, y con la Ley de Co-gestión se le otorga a la comunidad un rol auditor en las instituciones privadas. En cuanto a la ley de la Actividad Aseguradora, el control de las coberturas y deducibles, eliminación de claves; entre otras, constituyen limitaciones de tipo económico que podrían condicionar la permanencia en el mercado de las empresas pertenecientes al sector asegurador.

 

Actualmente, se encuentra en análisis de la Asamblea Nacional, el Proyecto de Ley de Regulación de las Instituciones Públicas y Privadas de la Salud, con la cual se pretende modificar y controlar los costos de los servicios prestados, honorarios médicos, estandarización de los actos médicos, regulación de la facturación del material médico quirúrgico, entre otras.

 

Dentro de los cambios propuestos por este proyecto ley se encuentran los siguientes:

- Parámetros para los costos de “Exámenes de Laboratorio”, tanto por tipo como por perfil.

- Costos de “Imágenes y Estudios Endoscópicos” incluye los procesos de diagnóstico por Radiología, Tomografía Axial Computarizada, Resonancia Magnética Nuclear, Ultrasonografía, Gammagrafía y Endoscopias

- Los Honorarios de los Médicos para cada procedimiento, intervención, tratamiento o servicio

- Emergencias médicas que requirieren de atención inmediata

- Costo para los procedimientos e intervenciones (lista con costo único)

 

En la actualidad, el sector salud se encuentra poco coordinado, con múltiples cotizaciones y debilidad en el marco legal. Es ineficiente, inequitativo y con muchas barreras de acceso. Está conformado por las gobernaciones, Sanidad Militar, Barrio Adentro, MPPS, IVSS, Sector Privado, IPASME, Alcaldías y Otros regímenes especiales.

 

De acuerdo a las cifras publicadas en la página web oficial de Barrio Adentro, el número de consultas acumuladas para el año 2008 superaban los 300 millones. No obstante, el número de consultas por año ha venido en descenso desde el año 2004 (casi 80 millones) hasta el cierre 2008 (cerca de 40 millones).

 

La situación actual del sector salud venezolano, se encuentra enmarcada por una información deficiente. En nuestro país, desde hace un tiempo considerable, no se emiten boletines epidemiológicos oficiales, la información que existe está desactualizada y por tanto las proyecciones realizadas son poco transparentes.

 

Existe un deterioro progresivo de la red pública, se han realizado fuertes inversiones en infraestructura, equipos  e insumos con poco éxito. Muchos actores dentro de este mundo hospitalario dan fe del déficit existente en recursos humanos para apoyar el sistema actual e ir creando la generación de relevo. La disponibilidad de camas es también deficitaria, con un total de 40.675 que equivale a 1,76 camas por cada mil habitantes.

 

Se percibe una concentración de poderes que hace engorroso el proceso de toma de decisiones ante propuestas y situaciones de múltiples opciones, a lo cual se suma la poca estabilidad de los individuos en los cargos superiores dentro de los ministerios competentes, dificultando aún más las gestiones.

 

Está dado un incremento en la demanda en los servicios de salud privado, motivado al crecimiento demográfico, individuos transferidos desde la red pública y a un mayor financiamiento público de este tipo de servicios.

 

Las dificultades de adquisición de equipos médicos importados, restricciones de divisas, crisis económica, mayores costos laborales, entre otros; son factores que representan dificultades de financiamiento e incremento de los costos de los insumos.

 

Los servicios de salud autosustentable, funcionan gracias a los seguros privados. De los 28 millones de venezolanos, 12 millones se encuentran protegidos por estos seguros, de los cuales 8 millones lo constituyen empleados públicos y sus familiares (financiamiento público) y 4 millones por particulares que pueden ser empresas o individuos. El número de empleados públicos, se encuentra resguardado por la Bolivariana de Seguros y por Seguros La Previsora.

 

Amenazas del sector? Elevado control y regulación de los servicios, fallas en los servicios básicos de agua y luz, desabastecimiento de insumos, fuga de capital humano calificado, dependencia del aseguramiento público. Fortalezas del sector? Equipo humano existente es altamente calificado, prestigio, tecnología, entre otras.

 

Ante la situación descrita, las propuestas de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH) es crear una alianza de cooperación y coordinación entre el Estado y el Sector Autosustentable, en pro de la salud de los venezolanos para garantizarles equidad, accesibilidad, calidad, seguridad y eficiencia de los servicios. Todo ello, bajo un esquema que incluya rectoría y financiamiento que garanticen la prestación del servicio a la población, a través de un sistema mixto constituido por la red pública y la red de servicios autosustentable, cada uno cumpliendo unas funciones plenamente identificadas, a fin de garantizar el derecho fundamental de la salud.

Presentación: Situación Actual Sector Salud Venezolano

 

Econ. Neiba Rodríguez

Dirección de Análisis e Información

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Última actualización el Jueves 29 de Julio de 2010 10:47